El aislamiento de pladur es uno de los diferentes tipos de aislamiento térmico que puedes utilizar en tu vivienda. Aunque a la hora de escoger el más adecuado, debes prestar atención a sus diferentes materiales y formatos.

Tipos de aislamiento según el formato

Con el material de este tipo de aislamientos se puede determinar cuánto aislará y dónde se puede o no colocar. En cuanto al formato, va a determinar la forma en la que se aplique, ya que no todos son adecuados para el aislamiento ignífugo, térmico o en una nueva obra.

Paneles o placas

Pueden ser rígidos o semirrígidos, pero necesitan fijarse al soporte con adhesivo. También se pueden atornillar con tornillería especial. Sobre las placas se pueden aplicar una malla de refuerzo y posteriormente el revoco de acabado.

Espuma

Se necesita una cámara de aire y máquinas especiales para insuflar la espuma expansiva.

Partículas, fibras, borra, bolitas

Estas presentaciones pueden ser en envases o a granel y se utilizan en el interior de las cámaras donde no se puede utilizar otro formato por lo complejo que sería.

Mantas, rollos y paneles no rígidos

Los aislantes de origen mineral y ecológico se colocan con tornillos especiales en la cámara entre el muro y las placas de cartón-yeso y sobre la perfilería.

Tipos de aislamiento según la etiqueta

La etiqueta es el lugar en el que el fabricante indica que cumple con la UNE-14303 e incluirá información adicional como la siguiente:

– Conductividad térmica o capacidad para transmitir el calor.

– Resistencia térmica, que indica la capacidad de un material para evitar el paso de calor a su través.

– Resistencia al paso de vapor de agua: importante porque si el aislamiento permite que el aire húmedo contacte con la superficie fría, se condensará y provocará moho.

– Reacción frente al fuego: valor que debe indicarse obligatoriamente en los materiales de construcción.

Conoce los materiales y sus características

Las características específicas de cada aislante hacen que cada uno esté indicado para unas circunstancias concretas.

Sintéticos

Producen un aislamiento térmico muy efectivo y con un bajo coste. Además, tienen capacidad de aislamiento acústico.

EPS

El poliestireno expandido es un material muy denso que no requiere demasiado grosor para ofrecer resistencia térmica. Es de los más empleados en viviendas, aunque no es adecuado para suelos.

XPS

También denominado poliestireno extruido es similar al anterior, pero se puede mojar sin problema ya que no tiene apenas capacidad de absorción. Es el más utilizado en viviendas porque no se deforma y tiene una baja conductividad térmica.

Poliuretano o PUR

El poliuretano tiene un mejor rendimiento térmico que los anteriores y se utiliza como espuma para proyectar en falsos techos y cualquier tipo de cerco, junta o grieta que necesites rellenar.

Tipos de lana minerales

Su comportamiento acústico y térmico es bueno y son muy versátiles. De coste aceptable y fácil manejo e instalación.

Aislamiento con lana de roca.

Se presenta en forma de manta o rollo compuesto por fibras de roca con origen volcánico. Puedes usarlo en forjados, tabiques interiores, cubiertas, falsos techos, suelos o buhardillas.

Lana de vidrio

Su formato es similar al anterior, el material procede de la fusión de arenas y es ignífuga, pero como aislante acústico es mejor. También resiste bien la humedad. La lana de vidrio tiene un color amarillento y la de roca es gris.

Cuéntanos, ¿qué tipo de aislamiento de pladur o de otro tipo es el que has utilizado en tu vivienda?

imagen