El techo de pladur es la principal solución actual para renovar, embellecer y modernizar una estancia. Cuando buscas un gran cambio en tu entorno hay pocas instalaciones que presenten una superficie tan homogénea, aséptica y modernista como el pladur.

Está formado por placas de yeso en láminas intercaladas con capas de cartón. Esta obra se sitúa a la suficiente distancia del forjado del edificio ocultando el aspecto original, que siempre carece de tratamiento alguno, resultando estéticamente impresentable. El pladur, en cambio, aporta toda la funcionalidad y sencillez de un montaje eficiente.

El techo en la oficina. El pladur marca la pauta

Cuando necesitas construir un falso techo en una oficina, que es el así llamado cuando instalamos con cualquier material un doble techado sobre el primigenio sin revestir, estas aportando practicidad y originalidad en el acabado. 

Pero aún más estas ofreciendo una estética estandarizada y homogeneizada en el uso de estas oficinas, y es que hay pocas que no cuenten con algún tipo de doble techo desmontable. El pladur es aséptico, de fácil limpieza, casi ecológico y tiende a absorber la humedad ambiente eliminándola del aire.

En efecto, parece ser la norma, la regla absoluta para todos los techos de oficina y lo que el cliente espera ver cuando entra en alguna, en cierto modo para diferenciarla de un hogar particular y unificarla en el criterio estético de quien la visita.

El techo insonorizado como norma de uso general

Otro de los aspectos más notables de un techo doble o falso techo realizado en pladur es la posibilidad de incorporar materiales aislantes como la lana de roca de forma muy fácil y barata sobre los mismos paneles, pero en la cara interior oculta.

Especialmente recomendado para edificios con muchas oficinas, para su montaje solo se requiere conformarlo en todas las capas de forma continua y sin trazos libres, de forma que el ruido no pueda encontrar ningún hueco por donde entrar.

Todo este sellamiento quedará oculto en el interior del techo, justo en el hueco existente entre el firme original y el doble techo construido en pladur. Su fijación, de esta forma, quedará garantizada imposibilitando su posterior descuelgue o rotura y consiguiendo con ello una duración bastante considerable de la instalación.

El techo en paneles como la solución más escogida

La mayoría de las instalaciones de pladur y techo doble se realizan incorporando una serie de paneles unidos entre sí por una malla de sostén. Es recomendable que elijas esta estructura de unión fabricada en latón muy ligero o soluciones plastificadas de una resistencia algo mayor que permitan soportar su peso ligero.

En este caso el pladur es, sin duda, el mejor material y el más extendido en su uso por su facilidad de instalación, su limpieza a la hora de montarlo y su capacidad para facilitar un espacio ideal donde colocar el aislamiento térmico y acústico así como cables, aire acondicionado, tuberías, etc.

El techo perforado y todas sus ventajas

Una de las grandes aplicaciones de los paneles perforados para el techo es la mayor absorción acústica, además de aligerar aún más su peso y facilitar una ventilación mucho mayor que la de otros materiales.

Estos techos fonoabsorbentes facilitan la eliminación de la excesiva reverberación sonora que otros materiales no perforados son incapaces de eliminar.

Como profesionales de la marca SIERRA poseemos amplia experiencia en instalación de tu techo de pladur, tabiques y aislamiento. No tendrás ningún problema ni molestia al contratarnos porque nos coordinamos con otros profesionales del sector para que todo fluya con rapidez y eficacia en el menor tiempo que sea posible. ¡Cambia tu techo ya!.

imagen